Cuando la tierra se come al sol sale la luna (6)

Sí, hasta en seis ocasiones, los ANDARINES hemos podido disfrutar de e uno de los espectáculos visuales más increíbles que la madre naturaleza nos regala. Si bien es cierto que el esfuerzo y la entrega por superarse no siempre tiene su recompensa, en la montaña el premio está garantizado. Si además puedes compartir la vivencia con un grupo de personas mayores ávidos de conocimientos y experiencias en las cumbres, el trofeo sabe a laureles.

Aunque como dice el maestro Arsenio, impulsor de la actividad y sostenedor del grupo, la mayoría de los ANDARINES que realizan la gesta no suelen repetir la caminata, en sus retinas siempre quedarán los brochazos de color anaranjados del horizonte castellano cuando la tierra se come al sol y las sutiles pinceladas del rojizo despertar de la luna sobre la ciudad de Madrid.

Pincha en la foto que comparte Juana para ver el resto de imágenes

Magnífica la experiencia, soberbia la actitud del grupo (Agustín, Ángela, Antonio, Arsenio, Carmen , Chiqui, Conchi, Eusebio, Hannah, Javier, Juana, Laura, María Jesús, Paco, Shi Xu y Teresa) y enorme el agradecimiento a la Obra Social de “la Caixa” que permite hacer muy fácil lo que más nos gusta: AYUDAR.

La Barranca

El valle de la Barranca tiene en el agua un fiel aliado. Tanto es así, que ni siquiera las altas temperaturas previstas han impedido el disfrute de los ANDARINES en nuestra ruta programada. El ruido del agua corriendo por los regajos solo se ha visto alterado por las explosiones de los tanques que maniobraban en la no muy lejana sierra del Hoyo de Manzanares y, de manera más grata, por el rítmico estribillo de nuestras pisadas sobre el terreno. El agua que se derrama por los arroyos del valle le dan a éste una apariencia casi alpina y hacen de su entorno un espacio mágico.

Pincha en la foto de nuestro nuevo ANDARÍN, Shi Xu (gracias por tus fotos) y podrás ver el resto de imágenes.

Un día más, los ANDARINES, nos hemos calzado las botas para disfrutar de una jornada entre amigos, bonitos paisajes y reencuentros memorables. Quería María, querido Paco, gracias por esta ahí.

 

Las Dehesas de Cercedilla y el Cerro Ventoso

Efectivamente, no hay quien pare a este grupo.

Tras meses de confinamiento, tristeza, miedo y algún brote de soledad no deseada, los ANDARINES nos hemos juntado de nuevo para hacer una de las cosas que más nos gustan: caminar por la montaña.

La verdad es que para ser la primera salida después de tanta inactividad acumulada, las fuerzas y ánimos del grupo siguen intactos y buena prueba de ello ha sido completar con éxito la exigente ruta que hemos atacado. Algo más de 12Km con casi 700 metros de desnivel que han puesto a prueba las piernas y las ganas de los ANDARINES.

Pincha en la foto de Maite, Carlos, Andrés y Agustín, para ver el resto de imágenes

Gracias por RESISTIR, gracias por estar siempre ahí.

El Bosque Santander

 

No sé bien cómo lo haremos pero, en breve, lograremos una visita al espectacular Bosque Santander, para todo el grupo de ANDARINES. Se trata de una visita muy exclusiva, reservada sólo a los empleados del banco y que gracias a lo pesaditos que somos hemos podido conseguir.

La visita al Bosque, magníficamente guiada por Sara, ha resultado brillante.  La jornada estaba incluida dentro del programa de Voluntariado Corporativo que organizamos para los voluntarios de “la Caixa”. Lamentablemente los acontecimientos relacionados con la actividad vírica han provocado la anulación parcial de la actividad ayer sábado. Así pues, siguiendo las recomendaciones de la Comunidad de Madrid y, aplicando un poco de sentido común, tanto las chicas de Cal Pau, como los residentes de las residencias Virgen del Pilar y Sergesa, además de los voluntarios de “la Caixa”, no han podido acompañarnos.

Tal y como describe mi amigo Abel para su revista SoloBoadilla, El Bosque Santander es uno de los espacios más desconocidos de Boadilla del Monte. El Banco Santander adquirió en 2007 del Ministerio de Defensa esta finca de 70 hectáreas ubicada junto a su sede central en Boadilla. Era un antiguo campo de prácticas de tiro, lleno de cráteres y proyectiles (se recogieron unos 130). En desuso desde hacía años, se había convertido en un vertedero ilegal. En diez años, donde había un erial hay un bosque mediterráneo de alto valor medioambiental.

Pincha en la foto si quieres ver el resto de imágenes, son preciosas.

En el bosque se han recreado tres ecosistemas naturales: zona forestal mediterránea (con encina y pino, principalmente), zona de humedales y bosque de ribera, y la zona arbustiva. Cada uno con su propia vegetación y fauna. En definitiva, un espacio único creado a partir de una renaturalización muy lograda: parece que el bosque siempre hubiera estado ahí.

Lo dicho, en mayo, volvemos.

Mil gracias por estar ahí.

Cabeza Lijar

Espléndida mañana, gratificante paseo y magnífica compañía. no se puede pedir más.

Una jornada de media montaña en el entorno del Alto del León hasta alcanzar la cumbre de Cabeza Lijar por el escenario de plagado de restos de la Guerra Civil española. En septiembre del 36 el Alto del León tenía dos posiciones claras. En el flanco izquierdo del alto del León, se encontraba el Cerro de La Sevilla y por la derecha el que ocupaba las posiciones del cerro Piñonero que en breve alargó hasta la cumbre de cabeza Lijar. este ha sido el recorrido de los treinta y dos Andarines que nos hemos juntado en esta ocasión.

La subida hasta el Cerro Piñonero la realizamos con la calma suficiente para ir calentando las piernas e ir disfrutando del paisaje que ofrece la vegetación del entorno. Enseguida alcanzamos la cumbre del Cerro desde donde disfrutamos de las maravillosas vistas al valle del Guadarrama que ofrece la posición del viejo búnker que la domina.

Pincha en la foto de Juana, si quieres ver el resto de imágenes

Esta vez no hubo dudas en el grupo y, todos juntos, atacamos la tortuosa subida hasta el mirador de Cabeza Lijar.  Llegó el momento plátano y resguardados del incipiente viento del norte tras los muros de la construcción bélica compartimos ese tiempo que hace de este grupo algo especial. Vistas casi infinitas desde la cumbre para el deleite de nuestros ojos: la llanura segoviana, los cercanos picos de Gredos, casi toda la Sierra de Guadarrama además de su valle y, siempre presente, la gran ciudad casi al alcance de nuestra mano.

Aquí os dejo el enlace que comparte Bene, para que podáis ver la ruta en una bonita perspectiva en 3D  https://www.relive.cc/view/v26M8MzYK3O

ANDARINES, gracias por estar ahí.

La primera del 20

Cualquier ocasión es buena para caminar por el monte. Si además lo haces rodeado de amigos, la ocasión se antoja magnífica. Grandes ANDARINES a los que ni el agua ni el kilometraje son capaces de ponerles freno. Millones de gracias.

La primera marcha del año pintaba no del todo bien. La quedada por el Monte de Boadilla venía precedida de una semana desfavorable en lo que a la climatología se refiere y, sin embargo, fieles a los dictados de la AEMET hemos disfrutado de una mañana benévola y hasta apacible. Sin duda, este grupo de ANDARINES, tiene siempre el viento a favor.

Pincha en la foto para ver el resto de imágenes

La jornada la hemos dividido en dos partes para que cualquier persona del grupo pudiera apuntarse. Un primer tramo de unos 10Km, los que separan a Villaviciosa de Odón de Bodilla del Monte, y un segundo tramo de poco más de 12Km, por el interior la zona norte del Monte de Boadilla. En total algo más de 22Km que han servido para que algún ANDARÍN descubriera los encantos próximos y para que todos comprobemos que tenemos las piernas y los ánimos bien altos para afrontar las salidas programadas para este 2020.

Enseguida os comunicaré el calendario de los próximos meses. Hasta entonces, besos y abrazos.

Lloviendo gatos y perros

Gatos y perros (It’s raining cats and dogs, expresión utilizada por los ingleses cuando caen chuzos de punta), eso es lo que nos llovió ayer en nuestra última parte de la ruta que hicimos ayer por el Alto Tiétar, desde Navahondilla hasta La Adrada a la que decidimos no llegar por librarnos de la persistente lluvia que caía racheada del oeste. Así pues, a escasos cinco kilómetros de la localidad abulense los experimentados ANDARINES, decidieron poner fin a la ruta tras haber recorrido poco más de 18Km. definitivo, a este grupo de grandes personas, nada les para. ¡Valientes!

La jornada transcurrió apacible, en cuanto a lo meteorológico, hasta el kilómetro 9 una vez bordeado el embalse de Los Morales por la bonita pista alfombrada por las hojas del castaño. Desde aquí Paco, nos señalaba eufórico el avistamiento de cormoranes, azulones y una garza real y Ángel nos ilustraba con sus conocimiento micológicos, sobre la senderilla y otras variedades de setas que encontramos a nuestro paso.  A partir de ahí, vertiginosa bajada pasada por agua hasta Sotillo de la Adrada, pasando por la fresneda de Santa María de Tiétar, sobre un recorrido precioso entre pinos, encinas y vegetación de ribera.

Pincha en la foto de Maite, Dolors, Andrés y Teresa para ver el resto de imágenes

Una vez que el grupo de valientes alcanzó Sotillo de la Adrada, se dividió en dos para, según lo previsto, reponer fuerzas unos y proseguir la marcha otros. Al final, feliz regreso con ganas de repetir la marcha con mejores condiciones climáticas.

A todo el grupo, por ser como sois, ¡¡mil gracias!!

 

¿Para qué sirve un abrazo?

 

En un momento, en un instante, en un segundo toda la fuerza del voluntariado cabe en un abrazo.

Esta mañana hemos tenido la oportunidad de darnos un baño de realidad irreal cuando comprobamos que un abrazo no es solo un abrazo cuando quienes lo reciben y, a la vez lo dan, lo hacen con el corazón.

Pincha en la foto y podrás ver el resto de imágenes

Un abrazo que acompaña, un abrazo que da sentido a la intervención social, un abrazo que genera complicidades voluntarias… es más que un abrazo.

Gracias a las mujeres de la Fundación Cal Pau por dejarnos echar una mano dentro de la  Semana Social de “la Caixa”, un forma de abrazar.

Andarines en Siete Picos

Otro sueño, otro reto… uno más.

ANDARINES, nació para compartir momentos como los que vivimos ayer. En una mañana espléndida, donde la luz de las cimas de Siete Picos se hizo más intensa y bella por el reflejo de nuestra caras, el grupo alcanzó los dos miles del Anillo del Dragón para la satisfacción que supone la recompensa al esfuerzo.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos

Ni las empinadas rampas del acceso a Siete Picos desde el Collado Ventoso, ni los restos de la nevada caída a lo largo de la semana, ni los pronunciados desniveles del descenso hasta la Senda Herreros entre escaleras de piedra, supusieron impedimento alguno para concluir, con éxito,  una jornada más de ANDARINES.

A los que estuvisteis y fuisteis, a los que estáis y sois, millones de gracias.

¡Hasta la próxima!

La Ducha de los Alemanes, el Reloj de Cela, el Mirador de los Poetas y descenso hacia Cercedilla

Arrancamos nuevo curso, y van… mejor no contarlos sino disfrutarlos, esta vez en el entorno del Valle de la Fuenfría para disfrutar de un paseo sin mayor dificultad que los ANDARINES, hemos disfrutado por las vistas, la luz, la temperatura y, por su puesto, por la magnífica compañía. Compañía que se ha visto aumentada gracias a la incorporación de los amigos y amigas de La Moravilla a quienes damos la bienvenida.

Partimos desde el parking de la fuente de Majavilán para enseguida llegar al puente del Descalzo y ascender hasta la pradera de Cuatro Caminos notando el desnivel en las piernas. Tomamos la pista de la Carretera de la República y, tras otro corto tramo de bastante desnivel llegamos a la Dicha de los Alemanes.

Pincha en la foto y podrás ver el resto de imágenes

El paseo que nos lleva al refugio de Navarrulaque es un regalo para los sentidos. Tras las fotos de rigor, con el majestuoso circo de los Sietes Picos al alcance de nuestras manos, nos acercamos el Reloj de Cela para, desde allí, ir directamente al mirador de Luis Rosales. Un momento para añorar la vida contemplativa y comer alguna cosas con el Valle del Guadarrama a nuestros pies.

El regreso por la pedregosa Senda del Sevillano se hace amena y rápida. Sin darnos cuenta hemos cumplido con nuestra primera salida montañera del curso 19/20 y nos despedimos con el deseo de volver a juntarnos entre ANDARINES