Segunda fase del Camino de Santiago: sin prisa, sin pausa y con calor

Tal y como nos ocurrió en el resumen que hicimos de la primera fase de nuestro CAMINO, se me antoja imposible plasmar en unas letras el cúmulo de emociones y sensaciones que hemos vivido a lo largo de estos intensos seis días. Un vez más, y gracias a la colaboración Acompaña, S.L, la Asociación 5aldia, la revista Paisajeros, la Obra Social de la Fundación Bancaria “la Caixa” y a la de todos los ANDARINES, intentaremos dejaros una brizna de lo vivido a través de los reportajes fotográficos que os mostramos.

Tras la toma de posesión de las habitaciones en nuestro cuartel general en Haro, y después de dar buena cuenta de unos deliciosos caparrones pintos, comenzamos nuestro caminar realizando una visita a Logroño de la mano de Alberto Hagerman.  Alberto, veterano guía local que puso a prueba nuestros conocimientos sobre la ciudad y quien nos facilitó mil pistas para ir comprendiendo el espíritu del Camino y de los caldos de la tierra del vino.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la visita a Logroño

El lunes amaneció caluroso presagiando lo que sería la tónica dominante en cuanto a lo meteorológico a lo largo de la semana: intenso calor. Gracias a las advertencias climáticas diarias de la siempre jovial Mari Cruz, pudimos atacar cada una de las etapas mentalizados para sudar. Así, tras dejar Navarra desde Torres del Río pasando por Viana, alcanzamos Logroño a los 22 Km del inicio donde nos reagrupamos para comer a la sombra de un restaurante de la calle Portales que previamente las siempre dispuestas a colaborar: Blanca, Elena y Pepi, se habían encargado de seleccionar. Magnífica la elección, por cierto. De vuelta a Haro, y tras la cena, los ANDARINES analizamos la etapa realizada para aprender de los errores y ganar confianza para lo que estaba por llegar.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la etapa 1

La etapa más larga de esta segunda fase, 29,6 Km, la atacamos con la misma ilusión y el buen sentido del humor con el que Andrés afronta la vida. Así, tras dejar Logroño por La Grajera nos fuimos abriendo paso entre vides sedientas para satisfacción de mi querida Dolors, a la que las viñas le traían recuerdos de su infancia y juventud marresana. Navarrete, Sotés y Ventosa fueron los puntos de descanso previos a la ascensión al alto de San Antón que abría la puerta del descenso a nuestro destino en Nájera.  En la tierra de la coronación de Fernando III el Santo, disfrutamos de un merecido descanso a orillas del Najerilla mientras la sempiterna risa de Rodrigo resonaba por el valle preludio de lo que sería un chiste y es que Rodri, tiene la habilidad de provocar la risa antes de contar el sucedido en cuestión. Después, visita guiada al histórico Monasterio de Santa María la Real y regreso a Haro donde, tras la cena y gracias a la insistencia de la incombustible Pilar pudimos saborear un Gin Tonic en la plaza de la villa.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la etapa 2

En el ecuador de nuestro Camino, las vides fuero, poco a poco, dando paso a los campos de labor antes de llegar a Santo Domigo de la Calzada. La etapa de poco más de 21 Km se hizo terriblemente dura por el azote perpetuo de los abrasadores rayos de sol que nos acompañaron a lo largo de la jornada y que no fueron impedimento para que la voluntad de Marisa le llevara a sellar su credencial en todos y cada uno de los rincones donde es posible la acreditación. Para deleite de nuestros pies decidimos remojarnos en el río Oja a su paso por Ezcaray donde el espíritu ácrata de Juan Carlos le llevó al baño en una gélida poza de la que, la siempre sensata María, le rescató para no perder el autobús que nos conduciría a la localidad de Briones y realizar la ilustrativa visita programada al Museo Vivanco de la Cultura del Vino.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la etapa 3

La jornada del jueves, de casi 23 Km entre Santo Domingo y Belorado revitalizaron las fuerzas de nuestras inseparables Conchis, (R y S o lo que es lo mismo, Ruano y Simón) quienes afrontaron la etapa fieles a nuestro lema: sin prisa, sin pausa. Con todo el grupo en Belorado y tras una reparadora comida de bocadillos interminables regresamos a Haro para, de nuevo de la mano de Alberto, realizar una visita guiada por la villa de Haro cuna de las mejores bodegas centenarias de La Rioja. Tan solo nos quedaba descansar para afrontar el epílogo de la segunda fase con las fuerzas renovadas.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la etapa 4

Por fin el parte meteorológico de Mari Cruz, alegró al grupo en el desayuno. El rumor de que en la jornada no pasaríamos de los 27 grados corrió como la pólvora entre las mesas o como lo hace la inalcanzable Paquita por los caminos. Los 27 Km que separan Belorado de Agés sirvieron, entre otras cosas, para que el talento innato de un hombre de campo, Antonio, nos enseñara a dar valor al duro trabajo de los labradores de siglos pasados quienes, como él, se servían de sus manos y sus bestias para labrar el futuro de las generaciones venideras. Ninguna máquina, jamás, podrá sustituir al espíritu de las buenas personas.

Pincha en la imagen para ver el resto de fotos de la etapa 5

De nuevo en Villaviciosa de Odón, con 121 Km acumulados en las piernas, retirando las maletas del autobús que con maestría había conducido Juan durante nuestro peregrinar, pudimos sentir que el éxito del trabajo bien hecho siempre tiene su recompensa: pertenecer a un grupo mágico, como lo es el Camino de Santiago.

Si quieres ver la peli de nuestro Camino pincha AQUÍ

A todos mil gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s